martes, 8 de abril de 2008

La inspiración del poeta (según Platón)

Existe una antigua leyenda (...) que sostiene que un poeta, cuando se sienta en el trípode de la musa, no es dueño de sí, sino que, como una fuente, de buena gana deja fluir lo que le cae y (...) se ve obligado a contradecirse muchas veces.
(Platón, Leyes, Libro IV, 719 c).

3 comentarios:

Veronika Mortissandi dijo...

y yo estuve casi dos años sin dar con el béndito trípode.

Felicitaciones por el blog!. Siempre me resulta gratificante descubrir gente que, como yo, se apasiona con lo que lee y lo comparte.
Muy bueno el material del blog!

Saludos!

Heydy Karina Hernandez dijo...

hola mira la verdad es que colocaste muy poca informacion te soy sincera pues extiende un poquito mas el tema.

Cesar dijo...

Mi intención era publicar una cita que me gusta mucho, de que información me hablas?